6 FORMAS DE CREAR TEXTURAS CON ÓLEO

 CREAR TEXTURAS AL ÓLEO

A veces buscamos formas de darle profundidad y matices a nuestros cuadros, añadirle texturas es una buena forma de conseguirlo.

Os invitamos a experimentar cosas nuevas, creando relieves y volúmenes en tu obra. De todas formas, es importante tener en cuenta ciertas cosas para que la obra no se vea frustrada:

1.- Evitar el uso de materiales orgánicos

Es preferible no utilizar aquellos que puedan generan mohos o que puedan brotar. Nunca se sabe si una lenteja pegada sobre tu lienzo al final florecerá gracias a la humedad del ambiente. Los materiales secos en este caso son más aconsejables para evitar problemas.

2.- Materiales absorbentes

Si quieres pintar encima de los materiales pegados para generar la textura, hay que tener en cuenta que el material sea absorbente. Hay materiales que repelen, por ejemplo, pinturas al agua. Debes escoger la pintura correcta como pintura al óleo o esmaltes.

3.- No se deben utilizar celos, adhesivos o esparadrapos

Debes tener en cuenta que estos pegamentos no son para eso. Por ese motivo con el tiempo se despegarán. La mejor alternativa es utilizar un buen aglutinante que pueda pegar fuertemente el material al soporte.

4.- Vigila el peso para tus cuadros con texturas

Es importante controlar el peso del material que se pega al soporte. Si la cola o aglutinante no es fuerte, no soportará el peso cuando el cuadro esté colocado verticalmente. Los materiales que excedan mucho el volumen del soporte pueden desprenderse. Aquí puedes encontrar materiales para crear texturas en tus obras. Estos materiales para conseguir relieves no añaden peso a la obra.

5.- La base de agua o aceite

Si se utiliza una cola con base de agua (látex) se puede pintar con acrílico encima. Una ve la base de agua esté totalmente seca se podría pintar con óleo (aunque no es lo más recomendable). Si por el contrario usas aglutinante con base de aceite no debes pintar encima nunca con pinturas de base al agua.

Simplemente, se trata de no mezclar nunca aceites y aguas porque el resultado son formas que se quiebran. Esto se debe a que las dos sustancias se repelen. Además, con el paso del tiempo son más sensibles a los cambios de temperaturas.

6 -Refuerza tus cuadros con texturas

La seguridad del lienzo o soporte es otro aspecto a tener muy en cuenta. Para ello se pueden emplear grapas u otras cosas para agarrar bien los materiales. Cuando se trata de grandes texturas o volúmenes es interesante tener nociones de escultura pues entra en su área de conocimientos. Por su parte, los materiales de escultura y los cuadros de bajorrelieve son una unión de ambas artes.

MATERIALES PARA CREAR VOLÚMENES DE BAJORRELIEVE EN LOS CUADROS

  • Pigmentos, oleopasto, materiales a la venta especiales para crear volúmenes y masillas comerciales.
  • Sales, arenas y tierras.
  • Piedra pómez en polvo, piedras pequeñas o partidas en trozos, conchas del mar, caparazones de caracoles u otros similares, huesosfósiles y otros elementos de la tierra. Cristales y espejos.
  • Creación de bajorrelieves con papeles y cartones cortados en trozos pequeños y pegados sobre el soporte con el látex, generando las formas al añadir más o menos material. Similar al papel maché (pasta de papel) pero de forma que queda unido a una tela gruesa, sobre un cartón o una madera.
  • Pegado de telas de todo tipo y texturas, trozos de algodónhiloscuerdas y otros materiales textiles. Incluso se pueden coser en los lienzos estos materiales. Caucho, esponjas, pelo y materiales de plástico.
  • Madera, raíces, cortezas de árbol, resinas y serrines. Las semillas, las hojas secas, las plantas y las flores se podrían utilizar si están secas totalmente (muertas) y cubriéndolas después totalmente con el aglutinante (el látex por ejemplo) para que se quede aislado y no le entre humedad.
  • Alambres, clavos y otros metales pequeños.

 


Compartir esta publicación:

Escrito por Rut

Foto de Rut
Directora de la escula Lapis de Buxo